Derecho a estar informados

FÉLIX R. CHACÓN |  EL UNIVERSAL
lunes 17 de febrero de 2014  12:00 AM
Escuchar a una persona de medios aseverar que los "medios de su país lo avergüenzan", no puede ignorarse. Tal afirmación la escuché de parte de Luis Chataing.

Sí, avergüenza observar que quienes tienen la responsabilidad y el deber de informar no lo hagan y se conviertan en cómplices de posibles situaciones que potencialmente colocan a la ciudadanía en peligro, pudiendo causarle impredecibles agravios, previsibles si los medios cumplieran con su función, difundir información.

Si informar sin veracidad o simplemente hacerlo incorrectamente tiene hoy día apartes especiales en leyes que lo penalizan fuertemente, pienso que no informar es peor, porque la no información previene a la ciudadanía de actuar con conocimiento para enfrentar situaciones que la afecten. Los medios se deben a la ciudadanía no a gobierno alguno, no informar es criminal, en tanto y en cuanto la información alerta, ayuda, protege.

Un simple reporte de tráfico tiene la elemental función de informar sobre situaciones de vialidad para que se tomen rutas alternas, detecten y eviten peligros, se tomen previsiones, tiene el objetivo primario de alertar. Hay que preguntarse entonces, ¿cómo es que un medio puede autocensurarse para no informar sobre situaciones potencialmente catastróficas en clara contradicción con su primordial función?

Ante lo aterrador del significado de un escenario en el cual no existe información, que además acabamos de vivir el 12 de febrero, ¿podrá la ciudadanía quedarse de brazos cruzados y no exigir que los medios les cumplan informándolos oportuna y verazmente?

Si las leyes venezolanas intimidan a los medios y los convierten en cómplices por extensión, y estos se autocensuran para no ser penalizados, pero en este proceso sus acciones u omisiones son causantes de peligros a la ciudadanía, deben entonces saber que han cruzado una fina línea que merece ser demandada en el país y en el mundo entero hasta que rectifiquen su proceder y retomen la esencia de su oficio.

Los escenarios de inestabilidad social,  vándalos armados, peligro inminente de muerte, bombas y tanquetas, enfrentamientos de venezolanos entre sí, así como la brutal acción de la fuerza pública, tienen que ser reportados y difundidos libremente.

En lo personal quisiera ver que la sociedad demande legalmente a los medios que en lo que ya pudiera constituir flagrante connivencia con el gobierno por miedo, inacción, cobardía, por proteger sus compañías y activos, no informan adecuada y oportunamente a la ciudadanía.

Una de las labores primordiales de los medios es informar. Si no lo hacen cuando la ciudadanía lo necesita, merece que entonces no existan como tal.

Tenemos que hacer especial mención a los periodistas informativos que se deben a su profesión y código de ética que la rige y con ello a la ciudadanía, no al medio para el cual trabajan ni por extensión a gobierno alguno.

Como venezolano estoy también avergonzado, y puesto en peligro por los medios, y periodistas que traicionan su profesión.

No estás sólo Chataing, yo también exijo el derecho que asiste a todos los venezolanos a estar informados.

frcint@yahoo.com


Más artículos de esta firma

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por ebrahim faria
17.02.2014
4:47 PM
Cuando un medio asume tal función, se adscribe a las obligaciones que la Constitución y las leyes le otorgan. El no cumplirlas le coloca en un terreno delictual, por el cual la ciudadanía está en el derecho de demandar. Y si la información es un derecho humano, entonces la falta no prescribe.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir